¿Qué tipo de té debo tomar para curar el resfriado?

Cuando tenemos un fuerte resfriado nos provoca estar bien abrigados y tomar algo caliente que nos haga sentir mucho mejor. Es un malestar que puede modificar de manera negativa nuestra cotidianidad al dificultarnos la realización de las tareas que comúnmente llevamos a cabo sin ningún problema.

Los remedios naturales siempre serán una buena opción cuando se presenta un resfriado común. Algunas personas prefieren preparar estos remedios ante que cualquier otra cosa por la simple razón de evitar lidiar con el sueño que producen los fármacos durante un tratamiento antigripal. Una de esas soluciones caseras son los tés o infusiones.

Síntomas del resfriado

  • Catarro
  • Cansancio prolongado
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre
  • Dolor en las articulaciones
  • Congestión nasal
  • Respiración débil
  • Estornudos continuos
  • Picor en la nariz
  • Tono de voz nasal
  • Disminución de la capacidad para detectar sabores

¿Por qué es necesario prevenir o combatir un resfriado?

Además de la razón evidente: sentirse saludable, controlar el resfriado es necesario para evitar las peligrosas consecuencias que pueden derivarse de ello. Laringitis, bronquitis, faringitis y traqueítis, son molestias que van más allá de lo común y suelen ser un tanto dolorosas a nivel de nuestra garganta.

Tés para aliviar el resfriado y molestias causadas

El té siempre será reconocido como una virtuosa bebida que combate diferentes males, entre ellos el resfriado o la gripe. Durante los primeros días de este virus, es necesario atacarlo con remedios como el té, que puedan disminuir rápidamente los síntomas, ya que si el cuerpo se debilita demasiado, se puede dar pie a una infección provocada por bacterias como estreptococos, estafilococos y neumococos, por ejemplo, existentes en el aire o transmitidas por una persona ya infectada. Esto podría agravar la situación.

Té de eucalipto para disminuir congestión

Es un té muy popular entre las comunidades más antiguas del planeta. El eucaliptol es un elemento presente en el eucalipto que estimula la expulsión de la flema debido a su capacidad para aflojarla. Esto alivia la congestión en el pecho y/o nariz por ser un expectorante por excelencia. Este compuesto químico contribuye además con la eliminación del virus de la influenza.

Ingredientes:

  • 5 hojas maduras del eucalipto
  • 1 litro de agua
  • El jugo de un limón
  • Una cucharadita de miel

Elaboración: Hervir las hojas del eucalipto en el litro de agua, dejar por 3 minutos y luego añadir el jugo de limón y la miel. Tomar cuando esté tibio.

Siempre será una infusión muy útil para relajar la garanta y eliminar la ronquera.

Té de jengibre

Este súper alimento posee las propiedades perfectas para desechar el congestionamiento, dolores y malestar general de nuestro organismo. Cuenta con factores antiinflamatorios, expectorantes, entre otros que, junto con su potasio y vitamina C ayudan a destruir el virus en pocas horas. Para preparar esta medicina natural debes conseguir los siguientes ingredientes:

  • 2 tazas de agua.
  • Un trozo pequeño de jengibre fresco picado (28 g).
  • 1 cucharadita de miel.
  • Zumo de limón al gusto.
  • Pimienta al gusto.

Preparación: Hervir el agua con el jengibre en una olla pequeña. Al cabo de 10 minutos, apagar el fuego y agregar los demás ingredientes. Dejar reposar por otros diez minutos y tomar. Se recomienda hacerlo para ser consumido dos o tres veces al día.

Este té también se le puede agregar cúrcuma y canela para tratar la tos.

Té de miel y propóleo

Uno de los productos de la naturaleza más deliciosos y beneficiosos que existen, la miel, es muy recomendable para la gripe y males relacionados, porque induce al cuerpo a revitalizarse, evitando que el virus se cultive por más tiempo. Es rica en potasio que reduce las baterías y azucares que inyectan energía.

Por su parte el propóleo, resina utilizada por las abejas para proteger la miel, es de un sabor agrio pero sus propiedades antiinflamatorias y antisépticas le proporcionan un gran valor a la hora de usarla como remedio.

Lo mejor de ese té es la combinación de estos dos sabores y para prepararlos solo debes

Recomendaciones adicionales

Además de estas excelentes bebidas que se pueden elaborar desde casa, no se debe olvidar ciertos cuidados que ayudarán a mermar las consecuencias de esta enfermedad respiratoria.

  • Abrigarse bien.
  • Consumir vitamina C de forma natural. Presente en frutas como limón y naranja.
  • Tomar muchos líquidos,
  • No tener contacto directo con el polvo.
  • Evitar exponerse a la lluvia y vientos fríos.
  • Añadir vitamina D a las comidas.

Otro dato importante para seguir antes de experimentar un resfriado o durante, es lavarse bien las manos. Tanto para no proveer más bacterias al organismo como para cuidar a nuestros seres queridos del contagio. Asimismo, cuando se quiera toser o estornudar, flexionar el brazo y colocar el rostro en la zona cercana al codo, de esta forma se previene la proliferación de gérmenes y bacterias. Recordemos que los virus relacionados con enfermedades respiratorias son los más fáciles de transmitir de persona a persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *