¿Qué té es bueno para la tos?

Quizás una de las afecciones más comunes es la tos, y a veces este trae con ella otros problemas. La tos a menudo no es sino un síntoma más de otras enfermedades como el resfriado o la gripe. En este artículo vamos a repasar algunas infusiones de té para calmar la tos.

Infusión o té de llantén

Ya muchos conocen el llantén por otras propiedades y beneficios para la salud, por supuesto también sirve para hacer un té para combatir la tos. Para poder prepararlo o hacer una infusión, se agrega una cucharadita de hojas de llantén, equiseto, tusilago o malvavisco en una taza de agua hirviendo; dejar reposar cinco minutos y colarla. Se recomienda tomar varias tazas diarias, tan calientes como sea posible.

Infusión o té de limón

La mayoría saben que el limón es el primero en la lista para recurrir a una solución natural y más si hablamos de afecciones como la gripe o resfriados, pues para la tos resulta también muy efectivo. Si quieres hacer un té o infusión para la tos primeramente, se pone a hervir una taza de agua con una rodaja de limón y una cucharadita de azúcar. A continuación, se añade media cucharadita de llantén y otra media de tomillo. Tras medio minuto, se cuela la mezcla. Cada día pueden tomarse hasta cinco tazas de este preparado, teniendo siempre en cuenta que no debe guardarse de un día para otro y que lo más conveniente es beberlo tibio.

Infusión o té de anís e hinojo

La infusión de hinojo se puede usar para disminuir la tos, se realiza mediante los frutos secos de la planta.  Para mejor resultado se agrega anís y otras plantas o especias. Se mezclan a partes iguales anís, hinojo, tusilago, liquen de Islandia (Cetrarina islándica) y menta piperita. Se añade una cucharada del preparado a una taza de agua hirviendo. Después de diez minutos de reposo y una vez colado, se obtendrá una infusión de la cual se ingerirán diariamente tres tazas.

Infusión contra la tos

Existen muchas infusiones hoy en día, las cuales aprovechan las propiedades de muchas plantas, raíces, flores, semillas, cáscaras, entre otras. Pero esta es una que se está usando mucho para la tos, donde se mezclan en iguales proporciones artemisa, hojas de fresa, manzanilla, pulmonaria, salvia y asperilla olorosa (Galium odoratum). Se hará una infusión con una cucharada del preparado en una taza de agua hirviendo, y se dejará reposar durante diez minutos antes de colarla. Se recomienda tomar tres tazas diarias.

Infusión o té de ortiga

La ortiga proporciona muchos beneficios en pro de la salud, y también se suma ahora para combatir la tos en forma de té. Para lograr eficiencia y el provecho de la misma se debe mezclar en proporciones iguales ortiga, milenrama y llantén. Añadir una cucharada de esta mezcla a una taza de agua hirviendo. Después de diez minutos de reposo y el colado correspondiente, se obtendrá la infusión, que se beberá a razón de tres tazas al día.

Infusión o té de valeriana

Si bien muchos saben que este tipo de té se usa para calmar los nervios, para relajar y hasta para dormir, pues ahora también entérate que sirve para combatir la tos, pero en especial, la raíz es la que cumple mayor protagonismo. Ahora bien para aprovechar de ella su máximo potencial, debemos hacer un compuesto con una parte de raíz de valeriana, seis de hojas de malvavisco, dos de raíz de malvavisco, dos de milenrama y dos de orozuz. La dosis y el procedimiento de elaboración son los mismos que en las tres recetas inmediatamente anteriores.

Infusión o té de Espino blanco

Esta hierba posee principios activos muy importantes que otorgan beneficios contra las dislipemias. Cabe destacar que también resulta en pro para combatir las afecciones como la tos. Así que a la hora de preparar una infusión o té de esta hierba debemos tener en cuenta primero hervir 1 cucharadita de flores secas de espino blanco en una taza de agua por 5 minutos. Colar, tapar y dejar refrescar.  Tomar; tibia, 3 tazas al día.

Té de pimienta negra y miel

Para la tos húmeda puedes probar un remedio de té de pimienta y miel; se dice que funciona porque la pimienta estimula la circulación y el flujo de flemas, y la miel es un alivio natural de la tos. Utiliza una cucharadita de pimienta fresca y dos cucharadas de miel en una taza, y luego llénala con agua hirviendo. Tapa y deja remojando por 15 minutos, cuela y bebe. (Ojo, para las personas que sufren de gastritis no se recomiendo ingerir pimienta de ningún tipo).

La mayoría de las tiendas de salud tienen una variedad de tés para la tos. El té de hierbabuena, de hisopo o de flor de sauco, por ejemplo, son muy buenos para esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *