¿Qué té es bueno para la fiebre?

Comprar las mejores ofertas en Amazon

Por lo general una de las recomendaciones generales cuando la persona tiene fiebre es tomar líquidos. Se debe tomar agua, jugos y caldos para mantener el cuerpo hidratado. También los tés a base de hierbas son buenos para bajar la calentura. Existen varios tés que pueden ayudar a bajar la fiebre de manera natural ya que estimulan la sudoración, que a su vez ayuda a bajar la fiebre.

Entre las medicinas naturales que podemos conseguir para tratar enfermedades como la fiebre y otras con similares padecimientos podemos considerar estas:

Té de albahaca

No solo conocida para cocinar o dar aroma exquisito a las mismas, la albahaca o el té de albahaca tiene beneficios propios para ayudar al organismo a combatir la fiebre. Para ello se debe preparar en una taza de agua hirviendo, luego echar 2 cucharadas de albahaca seca y deje reposar por 15 minutos. Al pasar el tiempo establecido beba el té.

Té de jengibre

Seguro ya hemos oído hablar del té de jengibre y de sus varios beneficios y propiedades, pero no ha de sorprendernos que uno de ellos también sirve para regular la fiebre en el cuerpo. Para poder prepararlo pele el jengibre y córtelo en tajaditas delgadas. Póngalo en una ollita y agréguele agua hirviendo. Cubra y déjelo a fuego lento de 15 a 20 minutos. Una vez pasado el tiempo cuele y beba el té. Este remedio natural es recomendado para fiebres no muy altas.

Té de tila

Esta planta se ha utilizado por muchos años para tratar varios problemas de salud. Las flores de tila contienen flavonoides que tienen un efecto en las glándulas sudoríparas y hacen a la persona sudar y así mismo hacer bajar la fiebre.

Té de hierba limón

Si bien es muy poco común, pero es conocido en países como India y México (siendo el primero donde se origina esta hierba). Este té de hierba limón es rico en vitaminas y minerales tales como vitamina A, varias vitaminas del grupo B, vitamina C, manganeso, calcio, magnesio y fósforo. Uno de los usos más comunes del té de hierba limón es para bajar la fiebre. Tiene un efecto refrescante que ayuda a bajar la temperatura alta. Este té es otro remedio casero muy efectivo para bajar la calentura porque también hace sudar a la persona.

Té de laurel

Este té también conocido por otras propiedades y beneficios, pero también resulta ser excelente para bajar la fiebre. Se colocan 2 o 3 hojas chicas de laurel y se coloca en 1 taza agua hirviendo. Se deja por 5 minutos, luego se retira las hojas, cuélelo y beba. Es un truco para bajar la fiebre que practican los indígenas.

Té de saúco o Elder Berry

Es mayormente conocido para las afecciones de las vías respiratorias altas, siendo anticatarral y es eficaz contra los resfriados gracias a su acción sudorífica. Pues debido a esto último mencionado resulta ser muy bueno para combatir la fiebre. El té de sauco es un truco casero muy popular para bajar la fiebre. Este té se puede comprar en tiendas naturistas. Este té no sólo baja la calentura sino que también alivia los resfríos y la gripe como antes fue mencionado, así que resulta siendo una de las mejores acciones cuando la fiebre es a causa de un resfriado fuerte.

Infusión de cáscara de naranja

Es curioso que la cáscara sea una de las primeras cosas que tiramos al consumir la naranja, pero lo más curioso resulta cuando nos enteramos que se puede utilizar la cáscara como una solución casera de medicina natural por sus múltiples propiedades curativas, usarla en platos de postres, bebidas y comidas, y hasta a modo de ambientador o ¡como repelente de insectos! La cáscara de naranja es rica en antioxidantes naturales (vitaminas A, como todas las frutas y verduras de color naranja, y vitamina C por supuesto) que favorecen el buen funcionamiento del sistema inmunológico y además combaten infecciones, ciertas infecciones también pueden dar origen a una fiebre. Y por si fuera poco, eta también sirve para combatirla. Ahora bien si quieres preparar un té o una infusión debes poner unas cáscaras de naranja a hervir en una taza con agua. Una vez que termine su proceso de ebullición puede beberla como un té.

Té de salvia

Investigando un poco te darás cuenta que la salvia tiene propiedades antisépticas por lo que ayuda a reducir la fiebre en caso de que ésta sea debido a una infección. Para preparar esta infusión se necesita una taza de agua, 25 gramos de hojas de salvia frescas, 15 ml. de zumo de limón y 25 gramos de miel, estos dos últimos siempre terminan siendo una perfecta combinación. Se pone a hervir el agua durante 10 minutos, luego se añade la salvia para dejar 10 minutos más. Se cuela y se añade la miel y el limón para consumirlo lo más caliente posible.

Estos tés suelen ser muy útiles para la salud de las personas, benefician en cuanto a estabilizar la temperatura de las personas y han podido combatir la fiebre eficazmente.

 

En primer lugar debemos hacer mención que las enfermedades forman parte de la vida existencial en nuestro planeta, no hay un solo ser vivo en la tierra que no esté inmerso a padecer de cualquier tipo de enfermedades. Estas enfermedades pueden provenir de cualquier lugar, por ejemplo de los animales. Generalmente estas enfermedades han surgido junto con la evolución humana, se han transmitido de una especie a otra y de generación en generación haciendo a lo largo de la historia de la vida en la tierra, grandes y caóticos momentos en la línea del tiempo.

Aunque las enfermedades como bien ya lo dijimos también, han evolucionado junto con la raza humana, también han evolucionado los organismos humanos, y muy seguramente una enfermedad que podía considerarse como letal hace 1000 años, hoy en día no lo es y no es necesario de una inyección o de un remedio para evitarlo, sino que más bien, el cuerpo humano ha logrado evolucionar haciéndose más fuerte ante estas enfermedades que rondan en el ambiente desde hace miles y miles de años. Esto no quiere decir que seamos inmunes a todas las enfermedades, púes, es evidente que son muchas las enfermedades que aún no hemos podido controlar contando única y exclusivamente con nuestro organismo como medio de defensa. Además que como lo hemos ya podido decir también, las enfermedades, los virus han evolucionado también y se han vuelto mucho más fuertes, lo que los hace un factor muy poderoso al momento de argumentar por qué nuestro organismo que ha podido avanzar de forma natural tanto a veces parece haberse detenido frente a tantas otras enfermedades que también son muy antiguas.

Desde los tiempos más inmemorables el hombre ha logrado tener una capacidad de supervivencia que no ha podido ser igualada por ninguna otra especie existente, y debemos destacar que esta capacidad de supervivencia no está solo limitada a el accionar que  tiene el hombre en momentos sumamente fuertes cuando se encuentra en la intemperie de la naturaleza, sino que además tiene la capacidad de responderse de manera evolutiva por qué una picadura de un animal nos puede hacer enfermar hasta matarnos. Esa capacidad evolutiva es concluida en las curas, en los remedios que se han inventado por la ciencia como efecto determinante de esta capacidad que tiene el hombre en la evolución. Los llamados remedios, medicamentos y curas han podido salvar las vidas de millones de personas a lo largo del planeta y a lo largo de la historia, considerándose los avances médicos como los avances más significantes dentro de todo este proceso de evolución humana.

Sin embargo estos medios mediante los cuales las personas pueden lograr curarse después de que sus cuerpos son receptores de estas enfermedades, no solo son los medicamentos realizados por el hombre y sus conocimientos sino que también pueden ser usados los frutos que la naturaleza nos regala de una manera natural. Suelen usarse las plantas como medios de medicina para tratar muchas alternativas, inclusive en muchas regiones del mundo y en muchas culturas, estas medicinas naturales son usadas como métodos exclusivos o como medios de curas para las distintas enfermedades  que las personas son receptoras. Suelen ser muy eficaces, por alguna razón han sido utilizadas desde hace miles de años como medios para tratar distintos tipos de padecimientos por las personas y por los animales, en general para tratar cualquier anormalidad en cualquier especie de vida. Siempre ha habido un gran debate en cuanto a su utilización sabiendo que hay medicamentos que han sido probados en cientos de personas y que su eficacia es indudable, bajo esta premisa o bajo este argumento que los médicos y que las grandes asociaciones de medicinas en todo el mundo suelen manifestar, podemos decir que su uso es variable, pues, depende del paciente su uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *