Té rojo

Nos ayuda a contrarrestar numerosas alteraciones fisiológicas, el té rojo está cargado de múltiples beneficios y propiedades que podrás comprobar en este artículo.

Es diurético,

El té rojo es conocido por ayudar a la prevención de la retención de líquidos, y a eliminar las toxinas presentes en la orina, contribuyendo a conseguir una ligera pérdida de peso de forma natural. La retención de líquidos puede tener consecuencias severas si lo descuidamos y no se presta la debida atención.

El té rojo tiene mayor tiempo de fermentación que otros tipos de té, por lo que sus propiedades están más concentradas, logrando una mayor eficacia a la hora de quemar las grasas del cuerpo.

El té rojo para la digestión

Este tipo de té estimula la producción de ácidos gástricos, acelerando el metabolismo de los alimentos digeridos, y disminuyendo la pesadez de estómago tras las comidas. Metabolizar adecuadamente los alimentos es esencial para aquellos que pretenden bajar de peso. Es por ello que se recomienda tomarlo una media hora después de las comidas, para favorecer el proceso de la digestión, aprovechando mejor los nutrientes y eliminando mejor las toxinas.

Incluso el hígado trabajará con mayor eficacia filtrando las grasas no saludables. Muchas personas incluyen el té rojo en su dieta por esta razón.

El té rojo para el colesterol

Diferentes estudios demuestran que el té rojo evita los niveles altos de colesterol en la sangre, lo que es una muy buena razón para decidirte a tomar este tipo de té, ¿no crees?

Té rojo para adelgazar

Una de las propiedades de entre las que destaca este tipo de té sobre el resto es su efecto quemagrasas, aunque si bien es cierto que no se ha demostrado científicamente, numerosos partidarios de esta clase de té sí que lo recomiendan tomar para eliminar grasas de forma natural.

En un estudio realizado en un hospital, donde a una parte de los pacientes se les sirvió té rojo para acompañar a las comidas, sí que resultó que perdieron en torno a un 15% de grasa corporal, revelando que el té rojo favorece el proceso de termogénesis, siendo un perfecto complemento para una dieta sana adelgazante.

El té rojo también nos ayuda a aumentar la actividad del sistema nervioso, lo que ayuda a mejorar el humor y evitar la depresión. También potencia el sistema inmunológico, y destaca por sus propiedades curativas frente a varias enfermedades.

Contraindicaciones del té rojo

Tras comentar los beneficios que posee el té rojo, es recomendable saber que existen algunas contraindicaciones que debemos tener en cuenta, y consumirlo con una serie de precauciones.

El té rojo es rico en teína, que aumenta la frecuencia cardiaca, y aumenta la actividad del sistema nervioso, por lo que su consumo debe ser observado muy de cerca por un médico especialista para aquellas personas que padezcan de hipertensión, taquicardias, nerviosismo, altas pulsaciones y mujeres embarazadas o en fase de lactancia. Además, debida a la teína, el té rojo no es recomendable tomarlo antes de dormir, especialmente si padeces de insomnio.

Para evitar estas contraindicaciones te recomendamos un consumo moderado de este tipo de té, aunque si eres de los que no te puedes resistir a una buena taza de té rojo, que sepas que estás de enhorabuena, ya que existe una variedad de té rojo sin teína y podrás así disfrutar de tu té favorito sin sufrir estas consecuencias.

Recordamos que aunque son productos naturales, el exceso de consumo de té puede ser contraproducente. Muchas personas creen que aumentando la dosis de té mejoran los efectos (adelgazar más rápido, bajar el colesterol…) pero es un error que no debemos cometer.