Té pakistaní

¿Conocías este té? Aquí puedes enterarte de todas las propiedades y beneficios que posee, es uno de los más especiales así que ¡anímate a probarlo!

Al té pakistaní se le conoce como un té negro, pero hecho con especias diferentes. Éstas son cardamomo molido, canela y clavos de olor con un toque de vainilla, lo que produce un aroma delicioso con un sabor único que lo diferencia de las demás infusiones comunes. Esta llega a otro nivel de olor y sabor, pues ambos forman una combinación perfecta.

Su nombre se debe a que la mayoría de los ingredientes más fuertes que posee, tanto en aroma como en sabor son de Pakistán. Recordemos que el té negro es aquel que tiene mayor grado de oxidación en comparación con otros tipos de té, el Oolong, y el blanco. Los tés oscuros tienen aromas más fuertes que el resto, esto se debe a la cantidad de teína que adquieren.

El aroma único del té pakistaní se debe principalmente a la especia aromática cardamomo, que se origina en las selvas tropicales de la india, pero se cultiva en Nepal, Tailandia y algunos países de américa central como Guatemala. Sus semillas son las usadas para fines gastronómicos, que le dan un toque exótico a las comidas y en este caso a las infusiones.

Lo particular del té pakistaní es que tiene una combinación de especias que por sí solas dan un gusto diferente a cualquier receta. El cardamomo, por ejemplo, tiene aceites esenciales para el organismo, y no solo eso sino que también tiene almidón que le da propiedades energizantes. Sin embargo, para el té solamente se utilizan las semillas aunque ni le resta beneficios, ni mucho menos su aroma.

Existen algunas variedades de preparación donde utilizan más ingredientes, como café, pimienta, hinojo, anís estrellado, cilantro o corteza de limón.

La mezcla del té pakistaní lo convierte en un té especializado considerado un Chais, que son infusiones hechas a partir de especias que se pueden preparar con leche. Aunque el té por si solo tiene muy bajas calorías y buen sabor, así que es buen acompañante para las dietas siempre que se consuma sin endulzantes.

Elaboración de té negro

El té negro se extrae igualmente de la Camellia Sinensis, una especie de plantas que tiene frutos ideales para la elaboración de infusiones. Este es un arbusto pequeño que se ha popularizado por su cultivo, ya que es perenne, que significa que sus hojas viven más de dos años.

A partir de la recolección de sus hojas se comienzan a procesar con distintos grados de oxidación.

En el caso del té negro su recolección pasa por la ley o la norma “two leaves and the bud” que quiere decir que solo las hojas más finas son las que se deben encontrar, luego estas se inspeccionan y se pesan para llevarlas a la fábrica para su procesamiento.

Fases del proceso de té negro:

  1. Marchitado: aquí se les quita la humedad de las hojas utilizando la técnica de evaporación. Si se realiza de forma natural puede durar de 14 a 18 horas, en cambio sí el proceso es moderno el material puede ser calentado acortando la duración a solo pocas horas.
  2. Enrollado: es la etapa de oxidación, en el método ortodoxo se usan rodillos de enrollado, las hojas (verdes) se rompen y la sustancia celular que segrega se combina con el oxígeno del aire. En el método CTC que significa triturado, despedazado y enrollado (en inglés: crushing, tearing and curling). La hoja se marchita y se corta uniformemente con una máquina, después pasan a ser oxidadas, secadas y clasificadas.
  3. Fermentación y oxidación: esta es la parte delicada, por ende es de mayor importancia. Este proceso se inicia en la etapa anterior cuando las hojas se comprimen, sin embargo aquí se colocan en tablas donde se calientan fuertemente para que las enzimas dentro de las hojas entren en contacto con el aire, lo que crea el sabor con el grado de intensidad y sabor en la infusión. Generalmente se requieren una hora y media o dos horas.
  4. Secado: es para detener el proceso de oxidación anterior, el té es secado con aire caliente para poder ser clasificado.
  5. Empaque: el té es formalmente embalado y se deposita en cajas de madera para ser transportado. Luego es envasado en los empaques de té y en las bolsitas para su posterior comercialización.

Características esenciales del té Pakistaní:

  • Color: ámbar intenso
  • Temperatura del agua: 95ºC
  • Aroma de especias.
  • Su sabor predomínate es el de los clavos de olor con un toque dulce.
  • Tiempo de infusión: 4minutos máximo.
  • Alta cantidad de teína siendo estimulante para el cuerpo.

Beneficios del té Pakistaní:

  • Relaja los pulmones.
  • Estimula el corazón.
  • Estimula el sistema nervioso central.
  • Funciona como diurético.
  • Evita mareos para aquellas personas que sufren de tensión baja.
  • Mantiene estables los niveles del colesterol.

Es importante mencionar que se puede ingerir un poco todos los días, por los beneficios que aporta, como evitar enfermedades o problemas cardiovasculares, neurodegenerativas y tumorales, retardando el envejecimiento de las células.

Propiedades Generales del Té Pakistaní

Goza de tener una mezcla muy interesante de sabores exóticos, lo cual le brinda varias facultades medicinales como: ayudante de la digestión, además contiene (a diferencia de otros tés) una dosis alta de cafeína, lo cual estimula al sistema nervioso central, estimula el corazón, relaja los pulmones y funciona como diurético.

Como el té paquistaní es una mezcla de especias, para saber sus propiedades naturales detallaremos cada aporte que brinda cada uno de sus ingredientes.

Propiedades de cada ingrediente

  • Vainilla:

La vainilla viene a partir de una planta de su mismo nombre que pertenece al género de las orquídeas llamada Vanilla planifolia, de su fruto se realiza el saborizante que luego se comercializa para cualquier región.

Tiene un sabor característico porque da un toque dulce que se distingue del azúcar, es utilizado en muchas preparaciones y bebidas, sus propiedades naturales van desde alivios estomacales o digestivos, hasta tranquilizantes y antipiréticos. Inclusive es usada como afrodisiaco.

  • Canela:

La canela tiene todas sus propiedades cuando se utiliza a partir de la rama, que viene del Cinnamomum zeylanicum o árbol de la canela que se origina en Siri Lanka, un país asiático ubicado en el golfo de bengala, podemos cultivar esta planta o adquirir sus ramas de manera muy natural, siempre cuidando que no haya pasado por un proceso excesivamente químico, ya que su esencia se aprovecha pelando las ramas del árbol extraídas de la corteza interna, una vez separadas se enrollan o se muelen y de allí sale lo que se conoce como la ramita o palito de canela, o se muele para ser usada en polvo.

La canela tiene la particularidad de optimizar el aparato digestivo, ya que aumenta la producción de jugos gástricos, que favorece a las personas con digestión pesada o con poco apetito.

  • Clavitos de olor

Son extraídos del árbol de clavo o clavero, cuyo nombre científico es Syzygium aromaticum, que es un árbol originario de indonesia, pero su cultivo se ha expandido a diferentes partes del mundo, aunque su mayor cultivo está en su país nativo y en Madagascar. Sus flores que no abren, es decir sus botones secos se llaman clavos de olor o girofles, típicamente usados en la cocina como una especia aromática.

Así como el de canela, el árbol de clavo pertenece a la categoría perennifolio o siempreverde, ya que sin importar la estación o el clima, este siempre conserva sus hojas de color verde todo el año.

Cuando sus hojas cambian a un color rojizo brillante es indicio de que están listos para ser recolectados.

El compuesto activo principal de los clavos de olor es el eugenol, un aceite pálido responsable de su aroma característico y que a su vez previene la coagulación de la sangre, siendo favorable para la salud cardiovascular.

El clavo de olor también posee propiedades anestésicas, antibacteriales, afrodisíacas, analgésicas, antiespasmódicas y además funciona como estimulante en menor proporción.

  • Cardamomo molido:

EL cardamomo son unas especies de hierbas aromáticas que pertenecen a la familia de las Zingiberaceae, se usa generalmente las semillas que vienen en el interior un unas vainitas muy pequeñas, estas semillas son las responsables de su valor aromático.

Las semillas son pequeñas de color oscuro, estas se comercializan y pueden ser encontradas en polvo, lo que se conoce como cardamomo molido, fácil de encontrar en tiendas especializadas o naturistas.

Para el té pakistaní la mejor opción es la del cardamomo molido, puedes comprarlo listo para preparar, si quieres más sabor intenso adquiere las vainitas puesto que allí se encuentra en gran parte la mayor concentración de propiedades, puedes retirarle las semillas y luego triturarlas usando el molinillo del café para tenerlas como polvo.

El cardamomo ayuda a mantener niveles estables de potasio, calcio, magnesio, hierro y manganeso. Además tiene varios usos medicinales entre ellos: contiene buena cantidad de fibra, dependiendo de su preparación puede aliviar mareos, dolor de garganta o cabeza, mejora las funciones digestivas sobre todo con hinojo, o también contribuye a aliviar problemas de nervios.

¿Cómo hacer té pakistaní en casa?

Ingredientes:

  • Té negro
  • Cardamomo molido
  • Ramas de canela
  • Vainilla
  • Clavos de olor
  • Leche
  • Cascara de limón
  • Endulzante (opcional)

Preparación:

  1. Se coloca la leche en una olla y se comienza a hervir, luego se le añade la leche, cuatro o cinco vainitas de cardamomo (que puedes retirar al consumir el té), dos clavos, un trocito de la rama de canela y una parte de la cascara de limón.
  2. Dejar hervir los ingredientes
  3. se colocan estos ingredientes en la tetera o en cualquier recipiente donde se vaya a realizar el té, siempre y cuando se pueda tapar mientras se hierve la mezcla.
  4. Cuando se esté calentando la mezcla anterior se le debe ir agregando tres o cuatro cucharadas de té negro, (entre 6 a 10 gr.) con un poco de vainilla.
  5. Esperar a que se caliente completamente, luego retirar del fuego mantener tapado unos segundos para que agarre todos los aromas.
  6. Endulzar al gusto.
  7. Listo para servir.

Hay quienes agregan más tipos de ingredientes (como mencionamos al principio) a la bebida, para conseguir una combinación más cargada de sabor y aroma diferente, de hecho esto ha creado el camino a nuevas recetas que han innovado el consumo de té, por ello recomendamos que tengas en cuenta que puedes añadir sin alterar el sabor característico de la infusión, de forma que evites eliminar sus beneficios adicionales.

El té negro es uno de los más fuertes en contenido de teína por el tiempo de oxidación, como se mencionó antes es una excelente opción para estimular el sistema nervioso de manera natural y sana. En este caso la infusión puede tener cafeína pero nunca iguales a la cantidad de café, de esta forma tiene un gran sabor característico y su aroma no puede ser desapercibido.

Recomendaciones

Como siempre te aconsejamos que tomes tus previsiones en cuanto a lo que debes tomar, recuerda consultar con un especialista si estas embarazada o en periodo de lactancia. Este es un té con mayor grado de estimulante que los demás, por ello es recomendado por las mañanas o media tarde o cuando estés cansado o con fatiga.

Como has visto el té negro lleva un proceso arduo de preparación, al incorporarse con más ingredientes forman combinaciones excelentes que nos dejan asombrados por su sabor y efectos en el organismo, como es el caso del té pakistaní una bebida con un sabor propio, único y singular.

Hay muchas variedades de té negro con otros sabores que tienen igualmente gran cantidad de beneficios para el cuerpo, por ello te invitamos a que no solo pruebes nuevas recetas en casa y descubras el encanto del té, si no que sigas indagando acerca de las inmensas propiedades que tienen las bebidas naturales y pruebes poco a poco a ver que tanto te gustan.