¿Por qué el té es mejor que el café?

Si bien estas bebidas son conocidas desde hace mucho tiempo, lo cierto es que existen varios mitos donde se intenta “desacreditar” a ambas. Para bien o para mal, el té y el café forman parte de la vida de muchas personas, pero, entre los dos ¿Cuál es mejor? Aquí te contaremos el pro y contras de estas deliciosas infusiones.

Cuando hablamos de preferencias, todo parece indicar que la gente prefiere el té, pues, según Larry Schwartz, un escritor freelance en Alternet:

“Mientras se consumen 1.6 millones de tazas de café al día en el planeta Tierra, se consumen el doble de tazas de té”.

Café:

Mientras varios estudios han demostrado que el café no contribuye a la aparición de cáncer, estas opiniones no cesan, de hecho, algunos aseguran que puede generar este padecimiento, así como también enfermedades cardíacas y cognitivas. No obstante, numerosos estudios confirman que el café puede combatir el cáncer de mama, próstata, de piel o de hígado. Así mismo, es favorable para trabajar la memoria a corto plazo y previene enfermedades como Alzhéimer o demencia.

Pero eso no es todo, de acuerdo con una investigación realizada en Portugal, se comprobó que el café reduce el riesgo de aparición de Parkinson.

Del mismo modo, en la Escuela de Salud pública de Harvard realizaron un estudio donde se pudo comprobar que el consumo de café puede estar relacionado con la reducción de diabetes tipo 2 en un 35 % de la muestra.

Sin embargo esto no es suficiente para los amantes del té:

 

A pesar de los beneficios antes mencionados, tal parece que el té tiene mayores ventajas sobre el café, y esto lo hace mejor que la tradicional bebida mañanera.

Cafeína:

Una de las razones por las que varias personas en el mundo son adictas o aficionadas al café se debe a la cantidad de cafeína. Pero lo cierto es que el té también es adictivo por esto, aunque en cantidades menores, la cafeína puede aumentar la actividad cerebral cuando se mezcla con azúcar o leche. El lado negativo se debe a que esta sustancia es adictiva, puede causar dolores de cabeza, ansiedad e insomnio.

Según el portal Livestrong, una taza de ocho onzas de café contiene hasta 200 miligramos de cafeína, la cantidad máxima permitida para un adulto es de 500 miligramos de cafeína al día. Por su parte, la misma cantidad de té (ocho onzas) solo contiene 40 miligramos de cafeína. Además, contiene un aminoácido que puede reducir los efectos negativos de esta. (L- teanina).

Y si seguimos hablando de los efectos negativos de la cafeína, los especialistas aseguran que el café produce mayor acidez que el té, por tener mayor cantidad de esta sustancia (cafeína), esto genera malestar estomacal y dolor abdominal. Mientras que el té es una sustancia alcalina, por lo que genera menor impacto negativo en el estómago.

El té tiene mayor cantidad de antioxidantes

Tal parece que el té sigue teniendo la ventaja y es que debido a que las hojas del té verde no son procesadas como la mayoría de las otras variantes, esta conserva sus propiedades antioxidantes naturales en mayor cantidad, incluso más que el café molido. Esta es una de las razones por la que ha ganado grandes adeptos en los últimos tiempos. Ya que, estas sustancias ayudan a desintoxicar el cuerpo, acelerando el metabolismo y facilitando la pérdida de peso. Pero no solo eso, los antioxidantes presentes en el té, también sirven para mejorar la salud cardiovascular. Así mismo el EGCG, que es el antioxidante más potente y de acuerdo con The Huffington Post ayuda a combatir ciertos tipos de cáncer.

Contraindicaciones del té:

Para ser justos, y porque es importante que conozcas estos detalles, el té también tiene efectos negativos o contraindicaciones.

Aunque tomar cuatro tazas de té al día disminuye la hormona del estrés, algunos estudios aseguran que este no puede ser consumido por personas hipertensas, embarazadas o niños. Pues, el té verde puede generar problemas cardíacos debido a la cantidad de cafeína que presenta.

Así mismo, la cantidad de taninos presentes en el té, pueden reducir la absorción de hierro en el organismo, y puede producir anemia. Este es un tema delicado para personas que tienen problemas hepáticos (hígado). Por lo que se recomienda consultar con el médico antes de iniciar el hábito de tomar té.

Más beneficios:

Al parecer el té verde puede superar las expectativas y las contraindicaciones. Según un artículo publicado en Daily Mail, el consumo de té garantiza un aliento fresco durante el día, así como el aumento en el metabolismo facilita la quema de grasas, gracias a su efecto de termogénesis. También, reduce el riesgo de numerosas enfermedades. Las variantes del té, como el blanco, negro y oolong contienen flavonoides que previenen las enfermedades del corazón. Y ni hablar de los beneficios del té rojo.

Si te preguntabas por qué el té es mejor que el café, esperamos que este artículo te sirva para aclarar esa duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *