Que té es bueno para el dolor de garganta

¿Eres de los que se llena de pastillas cada vez que sufre de dolores de garganta o malestares gripales? ¿La tos y la incomodidad en esa zona en particular te hacen sentir indispuesto para cumplir con tus labores diarias? ¿Deseas encontrar una forma de eliminar esta molestia y que a su vez fortalezca tu sistema inmune? ¡Pues ya puedes parar de buscar! El ajo es el mejor remedio natural.

Te vamos a contar qué té es bueno para el dolor de garganta, la tos y los síntomas de gripe en general. Sigue leyendo y descubre de qué se trata esta increíble propuesta y cuáles son los múltiples beneficios que le ofrece a nuestra salud, empezando ya por que es un remedio natural y casero.

Té de ajo para el dolor de garganta

Existen muchos remedios caseros para este tipo de molestias, no obstante, gracias a los numerosos estudios científicos que se han llevado a cabo para demostrar los beneficios de este magnífico ingrediente, yo personalmente considero que el ajo es el mejor y más efectivo remedio casero contra el dolor de garganta.

El ajo es el antibiótico natural por excelencia, propiedad que además es aprovechada para tratar heridas e irritaciones cutáneas de manera suave y efectiva. Tantos son sus usos medicinales que incluso se han creado mitos sobre la supuesta protección que ofrece contra la mala suerte y los espíritus malignos.

En esta ocasión en particular te enseñaremos cómo usar el ajo en forma de té para aliviar la tos y el dolor de garganta, molestias que como te dijimos al principio son molestas y muy limitativas, sobre todo para aquellos que llevan un día a día muy activo y ocupado. Si formas parte de ese grupo de personas esta receta es para ti.

Necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 diente de ajo preferiblemente fresco
  • 1 taza de agua
  • 1 bolsita de tu té favorito
  • 1 cucharadita de miel

Preparación:

  • Pela el diente de ajo y pícalo en rodajas finas.
  • Coloca las rodajas en una taza o cacerola con agua y calienta en la cocina o en el microondas por 2 minutos (ni más ni menos).
  • Filtra el líquido y conserva las rodajas en un recipiente para futuras preparaciones.
  • Añade al líquido la bolsita de té de tu preferencia, de ser posible uno que tenga sabor fuerte para enmascarar un poco el olor y sabor del ajo.
  • Endulza con una cucharadita de miel.

¡Eso es todo! Ya tienes un té listo para beber. Lo ideal es que casi no se sienta el sabor del ajo después de añadir él te y la miel. Si deseas, también puedes agregar unas gotitas de limón para complementar y aumentar la efectividad de esta bebida. Un té de ajo sin sabor a ajo pero con todos sus beneficios es brillante, ¿no?

Beneficios y propiedades del ajo

Es sumamente importante conocer la composición de cada uno de los alimentos que consumimos, de esta forma podremos saber qué le hace falta a nuestra dieta y qué no. Por esta razón, te daremos una lista de los beneficios que nos aporta el ajo, y además, te contaremos cuáles son las propiedades que lo hacen tan provechoso para nuestra salud.

El ajo es rico en alicina:

Alicina es el nombre que se le atribuye al compuesto de azufre que le da al ajo su distintivo olor. Este se libera cuando picamos, machacamos o masticamos un diente de ajo. Entra a nuestro organismo a través del sistema digestivo, y de ahí viaja por absolutamente todo el cuerpo empleando sus potentes efectos biológicos, los cuales aportan un sinfín de beneficios a nuestro organismo.

Posee un alto valor nutricional y contiene pocas calorías:

Manganeso, Vitamina B6, Vitamina C, Calcio, Cobre, Potasio, Fósforo, Hierro, Vitamina B1, Selenio, Fibra, Proteína, hidratos de carbono son algunos de los nutrientes que nos proporciona este fabuloso vegetal. Además, solo contiene 149 calorías por cada 100 gr.

Previene el Alzheimer y la demencia:

Estas dos enfermedades, comunes en personas de la tercera edad, pueden ser prevenidas agregando pequeñas cantidades de ajo a nuestra dieta, debido a que contiene, además de muchos nutrientes, una gran cantidad de antioxidantes que protegen al organismo de daño celular y por ende el envejecimiento, disminuyendo así las probabilidades de sufrir Alzheimer y demencia en una etapa posterior de la vida.

Disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas:

El ajo mejora significativamente los niveles de colesterol, aproximadamente en un 10-15%, lo que por consecuencia, reduce las probabilidades de sufrir enfermedades cardíacas.

Reduce la presión sanguínea:

La presión sanguínea elevada o hipertensión es la responsable del desarrollo de enfermedades cardiovasculares como los infartos y derrames cerebrales, las cuales casualmente son las que más muertes causan en el mundo. Muchos científicos afirman que el ajo en dosis elevadas pero controladas (aproximadamente 4 dientes de ajo por día) mejora la presión sanguínea incluso igual que los medicamentos convencionales.

Ayuda a desintoxicar el organismo:

Se ha demostrado que los compuestos de azufre contenidos en el ajo protegen contra el daño en los órganos derivados de la alta toxicidad de los metales pesados y aplacan los síntomas asociados.

Mejora la salud ósea:

El ajo, por lo menos en las mujeres, reduce la deficiencia de estrógenos, aportando así grandes beneficios en materia ósea, incluso previniendo enfermedades como la osteoartritis.

El ajo puede prolongar tu vida: ¿En qué sentido el ajo puede prolongar tu vida? ¡Pues muy sencillo! Al protegerte de una lista de enfermedades como la presión sanguínea, Alzheimer e infecciones y fortificando tu sistema inmune.

También te podría funcionar para el dolor de garganta

  • Té de naranja y jengibre.
  • Té de miel y limón.
  • Té de hierbas.
  • Té de Tomillo.

Últimas recomendaciones para prevenir la tos

¿Ves que es súper sencillo deshacerse del molesto dolor de garganta con un sabroso té de ajo? Sin embargo, debes tomar algunas medidas para que tu proceso de recuperación sea mucho más rápido, pues a pesar de que esta bebida goza de múltiples beneficios, esto no significa que inmediatamente después de tomarla puedas correr a hacer tus labores o brincar bajo la lluvia ¡No! Tus hábitos definirán si disfrutaras de buena salud o no, así que sigue estas recomendaciones:

  • Mantente abrigado.
  • Descansa lo suficiente.
  • Tómate las cosas con calma, si haces las cosas apresuradamente de seguro no saldrán como deseas.
  • Bebe mucha agua.
  • Si el dolor persiste o empeora, busca atención médica.

Yo ya probé el té de ajo y me encanto, ¿A qué esperas tú para hacerlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *