Los 5 mejores tipos de té para evitar los gases

Los gases o flatulencias siempre han sido motivo de molestia e incomodidad, y es que a pesar de que la producción de estas reacciones es parte natural de nuestro proceso digestivo, algunas veces se vuelven muy recurrentes, causándole al que las padecen, mucha vergüenza y estrés social. Para ellos la típica imagen del ascensor abarrotado de gente asqueada y confundida forma parte de su día a día.

Sin embargo, existen métodos naturales y muy efectivos que harán desaparecer esa desagradable sensación, como es el caso de los tés medicinales y las infusiones. Si sufres de este malestar ¡No te preocupes! Solo debes seguir leyendo, pues a continuación te diré cuáles son los 5 mejores tés para aliviar los gases estomacales e intestinales, que para tu suerte son muy sencillos de hacer y los ingredientes los vas a conseguir en la alacena de tu cocina, así que ¡Manos a la obra!

Pero primero, ¿Por qué se producen los gases?

La flatulencia no es una enfermedad, no obstante, si puede ser indicio de algún otro problema de salud. Pero para saber si nuestro sistema digestivo está haciendo su trabajo correctamente debemos comprender cómo se producen los famosos gases.

Todos tenemos dentro de nuestros intestinos bacterias que producen gases constantemente. Dichas emanaciones están compuestas principalmente de dióxido de carbono, hidrógeno y metano (la parte que es maloliente) el cual a su vez puede contener azufre.

El volumen de gas que es expulsado y las diferentes cantidades de cada tipo de gas dependen tanto de los tipos de bacterias que se encuentran en los intestinos como de la dieta que diariamente consumimos.

Cuando una persona goza de buena salud, el volumen de gas producido por las bacterias intestinales es expulsado sin problema siendo prácticamente imperceptible. Los problemas de flatulencia suelen ocurrir por un exceso de gas sulfuroso, el cual no se expulsa con facilidad.

El exceso de gas sulfuroso puede deberse a muchos factores, como por ejemplo: la intolerancia a algunos alimentos, una dieta rica en alimentos difíciles de digerir, tragar demasiado aire, malestares estomacales, beber en exceso, masticar indebidamente, consumir alimentos picantes, estrés, infecciones, variaciones en las bacterias intestinales, etc.

Los síntomas que se experimentan al sufrir de un padecimiento de este tipo son: mal aliento, flatulencias incontroladas, sensación extraña en la lengua, falta de apetito, hinchazón abdominal, dolor de estómago. Vamos a tratar de evitarlos tomándonos una infusión.

Los 5 Mejores tés para aliviar los gases

Té de jengibre:

El jengibre es una especia natural que se utiliza frecuentemente para problemas de indigestión y flatulencias. Por esa razón, beber té de jengibre es una excelente forma de controlar la formación de gases en el interior del estómago y los intestinos.

Hacerlo es muy sencillo, solo debes agregarle una cucharada de jengibre molido o, en su defecto, 3 o 4 rebanadas de jengibre fresco a una taza de agua. Hierve durante unos 2 minutos y ¡Listo! Bebe esta infusión dos o tres veces al día o cuando comiences a sentir molestias estomacales.

Té de Comino:

Estas particulares semillas son una excelente opción para tratar casos de indigestión, cólicos y flatulencias. Por lo tanto, está comprobado que beber una infusión de comino, o de semillas de alcaravea, como también se le conoce, con regularidad estimula significativamente la digestión.

Para hacerlo añade una cucharadita de comino en una taza de agua hirviendo. Cubre la taza y deja reposar durante unos 3 o 5 minutos. Cuela las semillas y bebe el té antes de comer. Para obtener buenos resultados te recomiendo repetir este proceso de 3 a 4 veces al día.

Té de Menta:

Según una serie de investigaciones científicas, la menta propicia el buen funcionamiento del aparato digestivo, calma los dolores en esta zona asociados a las flatulencias y previene y cura efectivamente el malestar que produce el exceso de gases digestivos del tipo sulfurosos. Además, mejora el flujo de la bilis y suele utilizarse también para los dolores menstruales, las náuseas, la diarrea, dolores de cabeza e incluso la ansiedad.

Para prepararlo añade algunas hojas de menta fresca a una taza de agua hirviendo durante 5 minutos. Cuela la preparación y bébela solo después de las comidas. Repite este proceso 2 veces al día y recibe alivio instantáneo para tus dolores estomacales.

Té de Hinojo:

Esta planta es muy conocida por tratar rápida y eficazmente los gases digestivos, debido a que estimula la actividad del estómago y los riñones, facilitando así la expulsión de los gases producidos por las bacterias intestinales. Se le conoce también por sus múltiples propiedades estimulantes, diuréticas, expectorantes, carminativas y estomacales.
Este maravilloso té, al igual que los anteriores, es sumamente fácil de hacer. Agrégale unas semillas de hinojo a una olla de agua caliente, hierve durante 5 minutos a fuego lento, cuela y ¡Listo! Bébelo en el momento del día que prefieras y repite el procedimiento 2 o 3 veces más. También puedes probar combinando estas semillas con cardamomo y algunas hojas de menta ¿el resultado? Pues uno de los mejores tés para aliviar los gases.

Té de Manzanilla:

La infusión de Manzanilla es mundialmente utilizada para mejorar la digestión y disminuir los espasmos intestinales mediante la relajación de los músculos. Tiene además, propiedades antiinflamatorias y se le usa para tratar problemas intestinales como la diarrea, los cólicos, los calambres estomacales y la indigestión.

Para prepararlo, hierve una taza de agua, agrégale unas cuantas flores de manzanilla y deja al fuego durante unos 3 minutos. Cuela y bebe en el momento del día que desees. Si vuelves a sentir molestias repite el proceso hasta que sientas alivio absoluto.

Consejos para prevenir los gases

Yo siempre he dicho que la mejor cura es la prevención, sobre todo cuando de gases estomacales se trata, pues es un problema que como te dije al principio de este artículo, causa mucha vergüenza e incomodidad. Para evitar pasar por un típico momento de ascensor te recomiendo seguir los siguientes consejos:

Una de las causas de la flatulencia es la ingestión de aire, esto suele suceder cuando comemos alimentos demasiado calientes, cuando utilizamos prótesis demasiado ajustadas, cuando asumimos una postura incorrecta mientras comemos, etc. Por lo tanto, trata en lo sumo posible evitar cualquiera de estos malos hábitos.

Algunos alimentos como la col, los frijoles, los garbanzos, el queso y el brócoli pueden propiciar la sobreproducción de gas sulfuroso. Por lo tanto, si eres propenso a sufrir de flatulencias evita consumirlos, y si no puedes resistir la tentación de agregarlos a tu dieta, ingiérelos solo en pequeñas cantidades.

Por ninguna razón consumas alimentos vencidos o rancios, debido a que estos ya se encuentran en proceso de descomposición y hay bacterias presentes en ellos que pueden resultar muy perjudiciales para nuestro organismo, sobre todo para nuestro sistema digestivo.

Evita comer en exceso. La sobrecarga del estómago dificulta significativamente el proceso de digestión, causando la acumulación de los gases en la cavidad abdominal.

Cuando estés comiendo ¡No te apresures! Tómate tu tiempo y mastica los alimentos adecuadamente. Recuerda que la mayor parte de la digestión de los alimentos ricos en carbohidratos se realiza en la boca.

Por ultimo…

La próxima vez que sufras de malestar estomacal, alivia los gases con cualquiera de los tipos de té e infusiones mencionados anteriormente en este artículo, según sean tus preferencias. No obstante, si el problema persiste, no dudes en consultar con un médico, puede que tu problema sea de otra índole y necesites mantener una estrecha vigilancia sobre tu dieta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *