Cómo preparar una taza de té

Es curioso que aunque el té es una de las bebidas más consumidas en el mundo existe un número de personas que lo rechaza al creer que tiene un mal sabor, esto usualmente se relaciona con una mala preparación del mismo. Esto no ocurre en países como Japón en donde acostumbran a tomar una taza de té verde con cada comida y preparar té es casi un ritual. Se llega a creer que tomar té previene el cáncer, ya que científicos relacionan esto con los pocos casos de cáncer que se diagnostican en esa nación asiática.

 

Compra AHORA y prepara una buena Taza de Té Pakistaní

 

Y es que, aunque parezca que preparar té es muy sencillo de hacer, las hojas de té tienen unas propiedades y características que se deben tomar en cuenta a la hora de elaborar esta bebida. Lo primero que debes saber antes de preparar una infusión es que el consumo de té debe ser moderado, ya que te puede alterar la presión, por lo que no se debe emplear mucha cantidad de té si solo lo tomará una sola persona.

Aunque hay muchos tipos de té, la preparación de cualquiera es básicamente la misma. Para comenzar, ten en cuenta las siguientes recomendaciones previas para preparar té:

Usar agua mineral

Para preparar té lo mejor es optar por una base líquida libre de impurezas, que no interfieran con la capacidad medicinal que tienen las hojas de té.

No calentar en el horno microondas

De esta manera las hojas no destilan bien todas sus propiedades. Para elaborar una buena infusión de té solo debes seguir estas instrucciones:

  1. Precalentar la tetera con una taza de agua caliente (Sin hervir). Hacer que el agua toque todas las paredes de ese recipiente y luego vaciarla en otro.
  2. Colocar hojas sueltas de té en la tetera. La cantidad variará según el gusto de cada persona (si lo prefiere concentrado o no).
  3. Verter agua a punto de hervir en la tetera para que se desprendan las cualidades de las hojas.
  4. Dejar tapada la tetera por aproximadamente dos minutos.

Es muy importante que recuerdes no llevar el agua a su punto de ebullición, para hacer un buen té no se debe hervir el agua. Esta es una de las causas por las cuales a muchas personas les parece que los tés son amargos. Si el agua está a 100º de temperatura, las hojas podrían “quemarse” y, como antes de ser empaquetadas han pasado por un proceso para tostarlas, el agua hirviendo aumentaría esta condición. Algo que también ayuda a evitar que el té se torne amargo, es retirar las hojas y dejar solo el líquido mientras se reposa.

Dependiendo del tipo de té con que nos encontremos la temperatura ideal será distinta. La temperatura adecuada del agua para el té es:

  • 95º C Té Negro/ Té Rojo Pu erh.
  • 90º C Té Oolong.
  • 85º C Té Verde versión china.
  • 70-80º C Té Verde versión japonesa.
  • 65 a 75 º C para el Té Blanco.
  • 95º C otras infusiones y Rooibos.
Cómo hacer té
Cómo hacer los distintos tipo de té.

Además de la manera tradicional de preparar té, existen otras no convencionales que proporcionan un toque diferente y original a la forma de tomar infusiones:

Cómo preparar Té Ruso – Bien concentrado

Incorporar 3 o 4 cucharadas de té por cada medio litro de agua.
Añadir con agua caliente al samovar (una especie de tetera rusa).
Endulzar con azúcar o miel.

Cómo preparar Té Japonés – Sencillo y delicioso

Colocar en la taza una cucharadita de té verde en polvo.
Agregar agua a punto de hervir.
Remover unos segundos con un batidor de madera o bambú.

Cómo preparar Té Pakistaní – Con leche

Disponer de medio litro de leche y dejarla hervir, cuando esto ocurra se debe agregar dos cucharadas de té.
Dejar que la infusión tome forma por unos cinco minutos y servir.
Como recomendación se puede agregar un poco de cardamomo, canela, o jengibre.

Cómo preparar té Marroquí – Con Menta

Colocar en la tetera té verde.
Verter una pequeña cantidad de agua a punto de hervir y rápidamente retirarla.
Agregar nuevamente en la tetera agua casi hirviendo y dejar en infusión unos minutos.
Para servir coloca en las tazas unas hojas de menta fresca.

Té verde helado y leche fría – Refrescante

Calentar el agua.
Cuando esté a punto de hervir, verterla en una taza con un poco de té, en polvo u hojas.
Se debe tapar la taza por cinco minutos para que se termine el proceso.
Dejar enfriar el té.
Luego, añadir a leche fría con una pizca de azúcar, sacarina o algún edulcorante al gusto.
Se puede meter en la nevera para que se concentre aún más su sabor.

Recomendaciones para preparar té:

Té RusoTé JaponésTé PakistaníTé MarroquíTé Helado
 Cómo se hace 3 o 4 cucharadas por 1/2 litro de agua Té verde en polvo con agua a punto de hervir Añadir té a leche hervidaVerter agua y retirarla. Luego añadir la definitivaVerter agua y dejar reposar 5 minutos
Cómo se SirveCon azúcar o mielSe remueve con un batidor de bambúCon cardamomo, canela o jengibreCon MentaLeche fría y azúcar
ExtraDejar en la Nevera

Cualquiera de las formas que elijas será muy beneficioso en tanto se elaboren correctamente. No olvides que con todas estas versiones podrás aprovechar las numerosas propiedades medicinales y nutricionales de las infusiones de té, sobre todo del verde, altamente recomendable al ser un potente antioxidante.

Una gran ventaja de preparar cada vez un tipo de té distinto es no hacer de este hábito algo rutinario, esto aplica con mayor énfasis en aquellas personas que han decidido tomar té verde para perder peso, por ejemplo, que por cierto es otra de las virtudes de esa bebida milenaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *